Gargantas del Todra y Dadès 1

Gargantas del Todra y Dadès

Gargantas del todra

A tan sólo 25 km de Tinghir, nos encontramos las gargantas del Todra, uno de los cañones rocosos más impresionantes del Alto Atlas.

La carretera que se recorre para llegar hasta ellas ofrece otros paisajes espectaculares como la del palmeral de su valle. Durante el camino a las gargantas se puede disfrutar también de varias Kasbahs y algunas poblaciones en ruinas.

Paisajes de camino al Todra Marruecos
Paisajes de camino al Todra
Cañones del Todra Marruecos
Cañones del Todra

Qué hacer en las gargantas del Todra

Los acantilados del Todra atraen cada año a muchísimos escaladores, pero también a turistas y gente de la zona. Sus aguas cristalinas y frías también son un reclamo especialmente en época estival donde las temperaturas entre las gargantas se templan en comparación con otros lugares de Marruecos. En algunas partes de las gargantas hay caminos de tierra que se pueden recorrer, y es bastante habitual cruzarse con diversos animales de carga.

Tinghir, por su parte, es uno de los oasis del sur marroquí. Con 85.000 habitantes, está considerado patrimonio de la humanidad, debido a que es rico en yacimientos geológicos y minerales, palmerales y khetaras. Además, sus habitantes descienden de tribus bereberes que decidieron echar raíces en busca de una zona rica en agua.

panoramica de Tinghir
Tinghir

La ciudad en sí no tiene mucho interés. Destaca uno de los monumentos más antiguos de la zona del siglo XV, la kasba de Glaui que cuenta con muy buenas vistas desde su parte más alta.

 

Booking.com

 

Otros atractivos son la kasba de Seik Basu u Ali que está restaurada y el barrio judío. Además, en su artesanía es muy conocida su cerámica decorada con motivos bereberes.

Cuando llegamos a las gargantas el contraste de temperatura con el desierto fue de casi 20 grados de diferencia. Entendimos por qué estaba lleno de marroquíes pasando el día festivo, con sus sillas de picnic sobre el agua .Se aparca fácil y la entrada previa a las gargantas tiene varios alojamientos y cafeterías.

Lo mejor que se puede hacer es meter los pies para refrescarse, ya que el agua está muy limpia, pero bastante fría.

Gargantas del Todra
Gargantas del Todra
Río Todra
Río Todra

Gargantas del Dadès

En el mismo día desde el Todra se puede ir hasta el Dadès, cuyas gargantas no tienen nada que envidiar a las del primero, pero se trata de un entorno totalmente diferente.

En tan sólo 70 km llegamos a nuestro nuevo destino, donde íbamos a pasar noche.

Dónde dormir en Dadès

Nuestro alojamiento (Maison D’hote Amazir) se situaba justo en frente de uno de los paisajes más emblemáticos de la zona, un conjunto rocoso llamado “Los dedos de los monos” o “cerebro del Atlas”.

En su terraza con vistas a este paraje nos sirvieron uno de los mejores tés de bienvenida de nuestro viaje a Marruecos. Aparte del té en sí, lo acompañaron son pastas y frutos secos, algo que agradecimos después de un día tan largo de carretera.

Se estaba tan a gusto en esa terraza, que nos quedamos hasta que anocheció, donde, ahora sí, pudimos contemplar un cielo despejado lleno de estrellas.

Gargantas del Todra y Dadès 2
Té de bienvenida en Maison D’hote Amazir con vistas a los “dedos de los monos”
Los dedos de los monos en las gargantas del Dadès
Los dedos de los monos en las gargantas del Dadès

Maison D’hote Amazir cuenta con restaurante propio en la planta baja de la casa (nuestra habitación estaba en la azotea) y, aunque apenas hablan inglés, la familia que lo regenta es encantadora. A destacar también uno de los mejores desayunos del viaje.

Qué ver en Dadés

Al día siguiente paseamos en coche siguiendo el desfiladero del río y sus barrancos. Por el recorrido se pueden encontrar un montón de pintorescas kasbahs (algunas abandonadas), muy características del alto Atlas. Por despiste, no llegamos hasta Tissadrine, que es un barranco muy profundo en el que la que carretera serpentea hasta conectar con el valle de Msemrir. Una pena habérnoslo perdido.

Paisajes de camino al Dadès
Paisajes de camino al Dadès
Gargantas del Dadès
Gargantas del Dadès
Formaciones rocosas en el valle del Dadès
Formaciones rocosas en el valle del Dadès
Kasbahs en el Dadès
Kasbahs en el Dadès

Sin embargo, disfrutamos mucho del valle del Dadès, y sus 25 km donde se pueden ver cómo las casas se funden con las rocas y el río recorre las mesetas de piedra caliza. La ruta por estas gargantas en realidad se compone de más de 60 km de asfalto (hasta Msemrir como hemos dicho). A partir de aquí, empieza una pista de arena sólo apta para todoterrenos.

Dónde dormir en las gargantas del Dadés

Booking.com

 

Presupuesto gargantas Todra y Dadès:

Comida (hotel de carretera): 130 Dhs

Gasolina: 250 Dhs

1 Café en el Todra: 15 Dhs

Alojamiento Maison D’hote Amazir (2 personas con desayuno): 12€

Cena en Maison D’hote Amazir – 2 personas: 100 Dhs